Gimnasia Rítmica



Esta entrada no tiene nada que ver con las anteriores.
Quiero dedicar un trocito de este blog a la Gimnasia Rítmica, un deporte muy poco valorado.

Muchas veces nos preguntan qué deporte hacemos y cuando respondemos, se ríen, porque esta sociedad no valora nada más que el futbol, baloncesto y tenis. Se creen que la gimnasia es algo de niñas pequeñas de escuelas de colegios, que van a exhibiciones por diversión. Todas hemos empezado por eso pero las que verdaderamente somos gimnastas vemos este deporte como algo más que entretenimiento. 
Ser gimnasta de rítmica no es fácil ni difícil, es compromiso, es esfuerzo constante, trabajo casi diario, disciplina, ensayo y error. Es resistencia y elasticidad, flexibilidad, superación, una lucha contigo mismo para ser capaz de hacer “el más difícil todavía”, es creatividad, imagen y música, es elegancia…a veces arte.
La Rítmica es nuestra vida. Solemos pasar las tardes entrenando, corrigiendo nuestros errores y aprendiendo de ellos. Pero no es solo un deporte, porque gracias a ella vamos madurando y creciendo como personas.

Con estas imágenes intento transmitir lo que en mi opinión es lo que nos hace seguir en este mundo, la Gimnasia Rítmica, nuestro mundo. 


 El trabajo y apoyo de nuestras entrenadoras.

 Los sentimientos transmitidos con un solo movimiento. 

Para mi estas dos fotos lo dicen todo, y creo que este es el principal motivo por el que nos cuesta tanto dejar la Rítmica.
Una imagen vale más que mil palabras. 



Natalia González Vaquero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Express yourself