Inspiración






En esta entrada he decidido tirar por lo sencillo, no quería recargar demasiado las fotos. Hay veces que un simple blanco y negro puede dar mucho juego y expresar fuerza. No es un blanco y negro perfecto ya que no existe como tal; cada foto tiene diferentes tonos.



Me gusta esta foto porque cuando la miro toda mi visión se dirige al ojo, y una vez que lo he observado con detalle es cuando cambio de dirección y me dirijo a los labios, pasando antes por la nariz, formando así una curva en sentido contrario a las agujas del reloj, que contrasta con la curva que forma el lateral de la cara.
En fotografía es importante conseguir una estructura acertada que nos ayuda a transmitir de una forma clara la sensación que pretendemos transmitir. El manejo de la proporción está muy relacionado con el encuadre. Gracias a la sección áurea podemos establecer relaciones entre los distintos espacios de la foto. En el momento en el que se hace la foto no nos ponemos a hacer cálculos, pero si hay que tener en cuenta los tercios del encuadre, que nos va a permitir saber cual es la mejor posición que ha de tener el objeto a fotografiar.
En la primera foto la zona donde se concentra la mirada es la izquierda y esto da sensación de espacio, de libertad, da aire a la foto. Pero esto no significa que todas tengan que estar en ese lado; por ejemplo en la siguiente foto no tendría sentido situarme en el lado izquierdo, porque me oprimiría, me “encarcelaría”, no tendría aire. 



En relación con la entrada Diagonal en la que me refería a la geometría he hecho una foto donde también se puede observar el juego de líneas, de una forma más simple:


En este caso las líneas hacen que la mirada haga un recorrido con forma triangular desde abajo hasta la cabeza, que sería el punto final, donde se encuentra la zona más importante de la foto. 


Natalia González Vaquero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Express yourself