Pedacitos de esa gran ciudad llamada Barcelona

Gaudí
Artista original perteneciente al Modernismo. Fue un arquitecto cuyo objetivo era superar al Gótico. Para ello recurrió a la naturaleza (base de inspiración de todos sus edificios). No era partidario del uso de la línea recta, sino de la linea curva, con superficies onduladas, sin ninguna esquina. Creó la técnica del "trencadís" (mezcla de azulejos y fragmentos de vidrio). En sus creaciones, podemos observar el predominio de figuras animales, con gran importancia del dragón. Algunos detalles de sus obras son las chimeneas, de formas muy variadas, que adquieren aspecto de esculturas o de guerreros; motivos religiosos, como la cruz de cinco brazos; motivos naturales, como las verjas de la Casa Vicens, que semejan a hojas de palmito...



Casa Batlló


Lo que caracteriza a esta edificación, entre otros aspectos, al igual que en la Casa Milá, es el dominio del hierro de Gaudi. Las barandillas de los balcones de la fachada son de hierro colado, pintados de marfil, y dan sensación de antifaces o calaveras. 
En esta foto he resaltado los colores de los discos cerámicos de la fachada, realizados con la técnica de cocción del barro y esmalte de óxidos naturales. Con ellos, Gaudí consiguió remitirse al impresionismo pictórico.

Casa Milá (<<La Pedrera>>)

Detalles de las rejas del patio interior. 
Gaudí consigue dar sensación de ligereza al hierro gracias al movimiento serpenteante.

Sagrada Familia

Qué decir de la Sagrada Familia... Ese edificio que te deja sin palabras antes de entrar, y cuando entras ya si que te caes muerto. Recuerdo cuando llegué, me aislé de todo el mundo y me quedé mirando media hora la Fachada del Nacimiento. Después recapacité y dije, venga Natalia, hay más cosas que ver, y me fui a ver la Fachada de la Pasión. Cuando entramos no sabía donde mirar; es tan enorme y bonita que me perdía. Sin embargo, mi mirada se dirigió hacia ese precioso Cristo colgado.



El interior de la nave reproduce la idea de un bosque de columnas, que, como los árboles, se ramifican al llegar a la bóveda. Las columnas son extraordinarias y sencillas al mismo tiempo. Son el producto de la intersección de dos helicoides, de la que surgen aristas que se van multiplicando a medida que ascienden, hasta ramificarse en cuatro brazos, consiguiendo una visión arboriforme.

Maravilloso juego de luces logrado por los enormes ventanales.


No quería poner la típica foto del Parque Güell, ya que todo el mundo sabe cómo es, aunque no haya estado de frente. Por eso, como Gaudí creaba su propio estilo, ¿por qué yo no?


Por último, Barcelona es conocida por su belleza artística, y por las grandes obras de arte que acoge. Me impresionó, una tarde caminando por La Rambla, en una calle pequeña, este graffiti, que me llevó a pensar en los cuadros del gran Pollock


Espero que os hayan gustado estos pequeños detalles de Barcelona y espero comentarios. Recomiendo este viaje a todo aquel que no haya ido. Es algo inolvidable. 

Todas las fotos hechas y retocadas por Natalia González Vaquero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Express yourself