Viaje


Cuando un viaje termina, es otro el que empieza.
Y esto es aplicable para cualquier momento de nuestra vida.
Alguien llega y otra persona se marcha.




Erasmus hace mucho, te cambia todos los esquemas y hace que disfrutes de las cosas insignificantes y que a la vez son las que hacen que una noche normal se vuelva completamente especial. Espero que a ti te pase lo mismo y que vivas cada momento como si fuese el último que tuvieses. 

Gracias a todos los que hicieron posible que mi Erasmus en Paderborn fuese perfecto.
Gracias a todos los que leéis este blog.

Vuelve pronto y que el viaje sea perfecto, igual o mejor que el mío. Que te sirva para aprender, pero no sobre ninguna asignatura de arquitectura, ni de la vida sino para aprender todo sobre ti misma. 
Puede que a la vuelta seas diferente con nuevas manías y percepciones de un mundo que antes veías con otros ojos.

Modelo: Beatriz Cubells, la chica que se ha ido de Erasmus.
Esta entrada es para a tí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Express yourself